Sillas de Oficina Baratas Cashoffice

Sillas de escritorio reclinables en tu oficina

Antes de conocer cuál es la importancia de las Sillas de escritorio reclinables para tu oficina, debes saber qué es una silla reclinable y cuáles son sus características.

Cuando se habla de silla de oficina reclinable, no se hace referencia a un sillón relax, ni nada por el estilo. Una silla reclinable significa que su respaldo se puede inclinar hacia atrás, ya sea su forma fija o a través de un mecanismo manual o automático.

Si pretendes amueblar la oficina con Sillas de escritorio reclinables, También, debes saber que hay una diferencia entre sillas reclinables y sillas reclinadas.

Las sillas reclinables pueden reclinarse por el impulso del propio cuerpo, es decir, que la inclinación del respaldo será ejercida con la fuerza del cuerpo del usuario, principalmente de la zona lumbar. Esto se debe a que la silla de escritorio incorpora un mecanismo automático que permite la recuperación de la posición original del respaldo de la silla una vez que se deja de ejercer dicha fuerza; por lo tanto, esta posición no es permanente, sino temporal, en tanto que depende del usuario.

También, existen las sillas de escritorio reclinables cuya inclinación no depende de la fuerza que haya el operario sobre ella, sino que depende de un mecanismo que permite que esta se modifique.

Por otro lado, las sillas reclinadas son aquellas que ya están reclinadas y no necesitan de ninguna fuerza por parte del usuario ni existe mecanismo para su reclinción.

 

Qué zonas son necesarias de equipar con sillas de escritorio reclinables

Las Sillas de escritorio reclinables no son aptas para todos los espacios de la oficina. Debes saber en qué casos y lugares se pueden utilizar.

Las sillas de escritorio reclinables para oficinas suelen utilizarse en zonas operativas, es decir, en zonas de trabajo donde se realiza una jornada laboral intensa. Si tu trabajo requiere estar sentado durante  una larga jornada laboral en una silla de escritorio, debes hacer usos de sillas que se reclinen, o dicho de otra forma que sean sillas ergonómicas. Estas sillas se adapten a nuestro cuerpo, y permiten que el respaldo se acompañe del movimiento y la posición del usuario, por lo que debe ser una silla de oficina reclinable.

No es necesario utilizar Sillas de escritorio reclinables en sales de juntas, de reuniones, en salas de espera o en espacios que no haya un lugar de trabajo intensivo. Ya que en estas otras salas podemos hacer uso de sillas de confidente. Estas sillas de oficina son una buena opción para el usuario, ya que las sillas de confidente disponen de un diseño muy elegante sin perder la línea de comodidad, y de un acabado ergonómico de las sillas de oficina. Estas sillas de oficina son aquellas que se ocuparán de manera esporádica los que visiten nuestras oficinas o despachos. Aunque estas sillas se usen esporádicamente, no serán menos a la hora de tener en cuenta su comodidad. Ya que si nos visita un cliente a nuestra oficina queremos que este lo más cómodo posible y se vaya con buenas sensaciones.

Las sillas de confidente son una magnífica opción para equipar una gran sala de reuniones, una sala de espera o una recepción. Por su diseño y su comodidad en los casos que se deban pasar varias horas sentados en ellas.

¿Por qué utilizar sillas de escritorio reclinables en la oficina?

Los dolores de espalda son uno de los  mayores problemas de salud que sufren los trabajadores que se pasan largas horas snetados delante d eun ordenador.  El uso de Sillas de escritorio reclinables nos ayudan a cuidar nnuestra salud gracia a la ergonomía que incorporan. Son una de las saluciones que disponemos para las lesiones y dolores de espalda que padecemos debido a las malas posturas que adoptamos durante la jornada laboral.

Las sillas de escritorio ergonómicas  se adaptan a nuestra morfología y nos ayudan a prevenir todo tipo de lesiones y a maximizar la eficiencia en nuestro puesto de trabajo.

Es importante cuidar la salud, por ello en Cashoffice contamos con una amplia gama de Sillas de escritorio reclinables o sillas ergonómicas. Podrás elegir la silla de oficina que mejor se adapte a ti y a tu puesto de trabajo, una silla en la que sientas el máximo confort y las largas jornadas de trabajo no te causen la menor fatiga.